• Casa
  • Entradas
  • ¿Qué son los daños punitivos y cuándo tiene derecho a ellos?

Tabla de contenido

Cuando un demandante gana una demanda, a veces se le otorgan daños punitivos. Estos daños adicionales están diseñados para castigar al acusado y disuadirlo de repetir el mismo comportamiento. Aunque rara vez se otorgan por derecho propio, los daños punitivos a menudo aumentan la compensación del demandante, lo que los convierte en una valiosa adición a su caso. Pero, ¿qué son los daños punitivos y cuándo están disponibles?

¿Para qué están diseñados los daños punitivos?

Los daños punitivos se otorgan a las víctimas de actos ilícitos y, a menudo, se denominan daños "ejemplares". Su objetivo es castigar al acusado por acciones particularmente atroces y servir de ejemplo para los demás. Aunque rara vez se otorgan daños punitivos, pueden ser apropiados en los casos en que los daños compensatorios serían insuficientes. Además, algunos estados han aprobado estatutos de recuperación dividida que asignarán una parte de los daños punitivos del demandante al estado.

Generalmente, se otorgan en casos de responsabilidad civil y no son apropiados en disputas contractuales. Sin embargo, se pueden otorgar daños punitivos para compensar al demandante por el dolor y el sufrimiento, la pérdida de salarios y el deterioro permanente de la función. 

Este castigo suele coincidir con delitos como la conducción temeraria. Los daños punitivos no pretenden reemplazar la propiedad perdida, pero deben ser proporcionales a los daños del demandante. También se benefician al dar a conocer a la sociedad las acciones del acusado. 

¿Los daños punitivos van al demandante?

En las demandas civiles, ¿los daños punitivos van al demandante? En teoría, sí. Los daños punitivos, a veces llamados daños "ejemplares", están diseñados para castigar al acusado por un comportamiento escandaloso. El propósito es castigar el comportamiento del acusado y reformarlo, evitando así que vuelva a ocurrir una conducta similar. A menudo otorgados en casos de negligencia grave, imprudencia o ultraje, estos daños van al demandante.

En los Estados Unidos, la cantidad más alta de daños punitivos otorgados fue $75,000 en 1955. En muchas jurisdicciones, los daños punitivos se mantuvieron bajos hasta Harmsen v. Smith. Este caso involucró un caso de fraude de valores y terminó con una indemnización de $14,750,000 para el demandante. Pero incluso esta cantidad es pequeña en comparación con lo que se otorgó en casos anteriores. En resumen, los daños punitivos van al demandante pero no están disponibles en todos los estados.

¿Cuándo están disponibles los daños punitivos?

¿Cuándo están disponibles los daños punitivos en casos de lesiones personales? Los daños punitivos se otorgan en ciertos casos cuando los daños sufridos por la víctima son graves y desproporcionados con respecto a la cantidad de dinero que el demandado puede pagar. Estos daños pueden valer varias veces el monto de los daños compensatorios y están limitados en algunos estados. 

Para calificar para daños punitivos, el demandante debe demostrar que el demandado fue:

  • Imprudente
  • Lastimar intencionalmente a la víctima
  • Era consciente de que sus acciones pueden resultar en lesiones.

Dicha conducta puede incluir diagnósticos erróneos erróneos, fallas en el diagnóstico de una condición médica y cirugía en la parte equivocada del cuerpo. Del mismo modo, la conducta peligrosa también puede justificar daños punitivos. Los accidentes de carreras callejeras, por ejemplo, califican como conducta peligrosa.

Otra situación común en la que se pueden otorgar daños punitivos es cuando un hospital ha sido imprudente en sus acciones. Los daños punitivos también están disponibles en los casos en que un conductor ebrio mata a otra persona.

¿Tiene derecho a daños punitivos?

En las demandas por lesiones personales, se otorgan daños punitivos cuando el acusado es declarado culpable de negligencia grave. Estos daños están destinados a castigar al acusado por sus acciones imprudentes. La víctima puede ser elegible para recibir estos daños si quedaron en una condición grave y sufrieron lesiones catastróficas. 

Los daños punitivos son daños ejemplares que están destinados a servir como castigo por el comportamiento atroz de un acusado. Aunque los daños punitivos son raros, se pueden otorgar en casos de comportamiento atroz. Esto significa que las acciones del conductor culpable deben ir más allá de la simple negligencia o el acto intencional. Los daños punitivos están destinados a castigar al infractor y disuadir un comportamiento similar en el futuro. No se otorgan en todos los casos, por lo que es esencial consultar a un abogado de lesiones personales para determinar su elegibilidad para recibirlos.

Póngase en contacto con un abogado de lesiones personales

Si bien los daños punitivos son raros en un juicio, son una parte integral de un caso de lesiones personales. Es importante recordar que los daños punitivos se otorgan para castigar al malhechor y disuadir a otros de repetir el mismo comportamiento. Los daños punitivos suelen tener un valor alto y pueden oscilar entre unos pocos cientos y varios millones de dólares. ¡Póngase en contacto con un abogado de lesiones personales por daños punitivos hoy!

Si bien el dolor asociado con un accidente eventualmente disminuirá, el dolor puede ser permanente e irreparable. Tener un abogado de lesiones personales de su lado puede ayudarlo a maximizar su posible acuerdo. Si bien un acuerdo de seguro puede ser tentador, recuerde que la compensación total que puede recibir puede ser mayor que la compensación total que ofrece la compañía de seguros. Si bien esto puede parecer injusto, un abogado de lesiones personales hará todo lo posible para construir el caso más sólido.

Areas de práctica

1621 Buccaneer Ln. Suite 226, Houston, Texas 77058

Correo electrónico: [email protected]
Teléfono: 281-990-5200
Fax: 866-563-9243