• Casa
  • Entradas
  • Comprensión de las implicaciones legales de los accidentes por mordedura de perro en Texas

Tabla de contenido

En lo que respecta a la mayoría de los dueños de perros, su perro es el miembro de la familia más lindo y cariñoso. Es difícil para ellos imaginar que podrían dañar a alguien.

Sin embargo, cuando miras el Centros para el Control de Enfermedades (CDC) Según las estadísticas, la asombrosa cifra de 4,5 millones de personas son víctimas de mordeduras de perro cada año. Los perros que son amables y juguetones con sus dueños no necesariamente muestran el mismo comportamiento con extraños y niños. El grado de gravedad del ataque puede variar desde un mordisco leve hasta lesiones graves, cicatrices y deformidades de por vida, daño a los nervios e incluso la muerte. Las consecuencias emocionales y financieras de un ataque de este tipo pueden ser devastadoras, por lo que si alguna vez ha estado en el extremo receptor de una mordedura de perro, es crucial ponerse en contacto con un abogado de accidentes por mordedura de perro lo antes posible para que pueda presentar una reclamación. para un arreglo apropiado.

Mordeduras de perro - Situación subestimada

El informe de los CDC explica además que una de cada cinco mordeduras de perro resulta en una infección. Los niños son más susceptibles a estos ataques cuando visitan una casa donde vive un perro. No todos los perros son tolerantes a las burlas de los niños.

Cuando se trata de mordeduras de perro, Texas tiene la política de "una mordedura". De acuerdo con esta regla, el dueño del perro que ha atacado a una persona tiene responsabilidad legal si el dueño sabía que el perro era "potencialmente dañino". Si el perro mordió, acosó o lastimó a otra persona de alguna manera antes de este evento, el dueño es responsable de enfrentar cargos por negligencia.

En el desafortunado caso de que sufre una mordedura de perro, es imperativo que busque inmediatamente la ayuda de un abogado confiable en accidentes por mordedura de perro.

Debe tenerse en cuenta que si ha resultado lesionado por una mordedura de perro, se debe presentar una demanda dentro de los dos años posteriores a la ocurrencia de la lesión, o la demanda tiene una alta probabilidad de ser desestimada.

Regla de un bocado: factores decisivos

Según la ley de Texas, las implicaciones legales de una mordedura de perro están claramente establecidas. La regla otorga al dueño de un perro la libertad de asumir que el perro no representa ningún peligro para las personas en ausencia de un historial definitivo de violencia. Sin embargo, una vez que ocurre un episodio de daño, se notifica oficialmente al dueño del comportamiento potencialmente dañino del perro y, posteriormente, será responsable de cualquier ataque del perro que dañe a otras personas. Incluso con la regla de un bocado en Texas, el dueño de un perro puede ser acusado legalmente en el primer episodio de una mordedura de perro si las lesiones sufridas son graves.

Solo una mordedura de perro no tiene por qué tener implicaciones legales. Muchos perros tienden a saltar sobre otras personas y derribarlas, especialmente las razas gigantes. Incluso este comportamiento puede poner al propietario en problemas y hacerlo susceptible a una demanda.

Supongamos que una mordedura de perro o un episodio dañino de un perro da lugar a una disputa y finalmente llega a los tribunales. En ese caso, el jurado o el juez tendrá que discernir si el dueño sabía sobre el comportamiento dañino del perro. Hay varios factores que un tribunal deberá considerar para llegar a una decisión.

Éstos incluyen:

  • Incidencias anteriores
  • Asustar a la gente
  • Jerséis
  • Ladrido
  • Raza
  • Luchando contra otros caninos
  • Pelea de perros
Incidentes anteriores

Esto es prácticamente una obviedad. Supongamos que hay un historial registrado de un perro que muerde o daña a alguien de cualquier otra manera. En ese caso, el dueño conoce el comportamiento del perro y debería haber tomado las medidas adecuadas para evitar que vuelva a suceder.

Asustar a la gente

Algunos perros les ladran a los extraños y corren junto a la cerca que los separa de los peatones y ciclistas, o incluso de los conductores de automóviles que pasan por el exterior de la propiedad. Si tal comportamiento resulta en una lesión, existe la posibilidad de que el propietario esté legalmente implicado.

Jerséis

Los perros grandes tienden a saltar sobre las personas e incluso sobre los huéspedes habituales de la casa, a menudo de manera amistosa. Debido a su gran tamaño, este comportamiento podría dañar potencialmente a un extraño que ingrese a la casa inesperadamente. En tales casos, el propietario debe tomar las medidas adecuadas para prevenir tales lesiones.

Ladrido

Un perro que corre alrededor de un patio cercado y ladra excesivamente a los extraños, pero nunca gruñó o se abalanzó sobre una persona, generalmente no hará que su dueño tenga problemas con la ley cuando muerda a alguien por primera vez. En la mayoría de los casos, el propietario es expulsado con una advertencia.

Raza

En general, la raza del perro no se cuestiona cuando se trata de un traje de mordedura de perro. Entonces, solo porque tienes un pastor alemán o un dóberman y mordió a alguien la primera vez, generalmente no serás condenado únicamente por la raza del perro. Sin embargo, en algunos estados, los perros como la bola de boxes se consideran peligrosos por ley y el propietario tiene una mayor probabilidad de ser condenado.

Luchando contra otros caninos

En el escenario en el que un perro es amigable con la gente pero tiende a pelearse con otros perros, el dueño no puede estar legalmente implicado. La forma en que un perro se comporta con otro perro no es un indicador confiable de su comportamiento con las personas. Esto es bastante blanco y negro.

Pelea de perros

Es casi seguro que los dueños de perros que entrenan a sus perros para pelear se encontrarán en problemas en caso de que su perro muerda o lastime a alguien. Aunque existen argumentos de que el comportamiento de los perros de pelea con otros perros no tiene nada que ver con su comportamiento hacia las personas, los jueces pueden dictaminar que los perros de pelea están agitados y pueden ser provocados fácilmente.

Póngase en contacto con los abogados de accidentes por mordedura de perro

Los perros son sin duda compañeros leales y han demostrado ser excelentes mascotas domésticas. Dicho esto, los propietarios deben ser responsables del comportamiento de su perro y tomar las precauciones necesarias para evitar cualquier escenario en el que puedan causar daño a otra persona, especialmente a los niños. El daño sufrido por un ataque canino puede ser irreversible en ocasiones. Es por eso que necesita contactar a un abogado de accidentes por mordedura de perro en Texas para garantizar que obtenga el acuerdo que se merece.

Areas de práctica

1621 Buccaneer Ln. Suite 226, Houston, Texas 77058

Correo electrónico: [email protected]
Teléfono: 281-990-5200
Fax: 866-563-9243