• Casa
  • Entradas
  • Signos comunes de abuso y negligencia en la guardería a los que hay que prestar atención

Tabla de contenido

La primera señal de abuso y negligencia en las guarderías es un moretón, un rasguño o una lesión sin explicación. Del mismo modo, si el niño siempre tiene hambre o sed cuando lo recoge de la guardería, esto podría significar abuso. Las preguntas incómodas también son una señal de abuso. Los niños que pueden hablar con sus cuidadores tienen más probabilidades de revelar el abuso y la negligencia. Sin embargo, si el niño no puede hablar, debe ser monitoreado de cerca.

Si le preocupa que su hijo pueda estar experimentando abuso o negligencia, lea algunas señales de advertencia comunes. Algunos de estos síntomas pueden ser una señal de abuso o negligencia en la guardería. Los pañales sucios o las rozaduras prolongadas son signos comunes de abuso en las guarderías. Su hijo también puede mostrar un comportamiento anormal en situaciones sociales. Algunos de los signos de negligencia pueden ser el resultado de una guardería con poco personal o personal mal capacitado.

Moretones, rasguños u otras lesiones inexplicables

Si bien es normal que los niños tengan moretones durante la guardería, los moretones inexplicables son una señal de abuso o negligencia. Es crucial que un médico examine a su hijo de inmediato si nota moretones o rasguños inexplicables. Un profesional médico podrá realizar un examen físico completo, pero también podrá evaluar cualquier lesión adicional. Incluso puede ser posible presentar una demanda si los moretones son severos o están diseminados en varias áreas del cuerpo.

Cambios en el comportamiento

Observar a los niños en la guardería puede ayudarlo a detectar signos de abuso. Si nota un cambio repentino en el comportamiento del niño, esto podría significar que está experimentando abuso físico. Los cambios en el comportamiento también podrían ser signos de abuso sexual. Los niños pueden actuar sexualmente y mostrar un interés inusual en asuntos sexuales. También pueden mostrar signos de agresión o miedo en la guardería.

Los padres a menudo descartan estos comportamientos como un comportamiento normal de los niños pequeños o incluso como rabietas. Sin embargo, estos comportamientos pueden ser signos de abuso y negligencia en la guardería. Si su hijo es demasiado pegajoso, es posible que esté sufriendo abusos. Si su hijo es demasiado emocional, es posible que finja estar enfermo o llore demasiado cuando lo deje. Si su hijo se muestra asustado, haga más preguntas y preste atención a cómo reacciona ante diferentes situaciones.

Si sospecha que su hijo está siendo abusado y descuidado por el personal de la guardería, repórtelo a las autoridades correspondientes. No se preocupe si el niño aún no tiene la edad suficiente para contarle lo que está sucediendo. A veces, los niños mayores pueden negarse a contarle lo que está sucediendo debido a su miedo. Pero confíe en sus instintos y no espere a que un niño le cuente por lo que ha estado pasando.

Hambriento y sediento en Pick Up

Los niños que constantemente necesitan comida y agua en el momento de la recogida a menudo son víctimas de abuso y negligencia infantil. La falta de una nutrición adecuada puede atrofiar el desarrollo emocional del niño y afectar sus capacidades cognitivas. Además, el abuso emocional puede afectar el estado de ánimo y la salud emocional del niño a largo plazo. Otros signos incluyen comportamiento retraído. Es crucial buscar ayuda legal si sospecha que su hijo es maltratado en una guardería.

Pesadillas recurrentes

Las pesadillas recurrentes en los niños son un síntoma común de abuso y negligencia infantil. Las pesadillas recurrentes como signo o síntoma de abuso y negligencia en la guardería deben tomarse en serio. Por lo tanto, es imperativo informar el incidente de inmediato. Los padres deben estar atentos para reconocer estos signos. El proceso de investigación puede llevar varios meses, y durante este tiempo, los recuerdos se desvanecen y la evidencia desaparece, lo que dificulta que las víctimas prueben su caso. Por lo tanto, debe emprender acciones legales contra la guardería lo antes posible.

Regresión

Una señal de abuso o negligencia infantil es la regresión. Esto es cuando un niño no está contento con las actividades o los maestros. Además, un niño abusado por negligencia o abuso puede mostrar agresión o miedo. Si este es el caso, el niño puede tener miedo de denunciar el abuso o puede pretender estar enfermo. Además, un niño que teme a los maestros o al personal de la guardería también puede mostrar un comportamiento sexualmente inapropiado.

Pañales sucios y erupciones de pañal duraderas

Uno de los signos más evidentes del abuso y la negligencia en las guarderías son los pañales que se ensucian con frecuencia o persistentemente. Las erupciones de pañal duraderas pueden ser indicativas de que no se cambia con la frecuencia suficiente. Los pañales sucios también pueden ser el resultado del roce o la reacción a los químicos que se encuentran en la orina o las heces del niño. Si bien las erupciones pueden ser antiestéticas, rara vez ponen en peligro la vida y son fáciles de tratar.

Su hijo comienza a portarse mal en situaciones sociales

Si sospecha que su hijo está siendo abusado en la guardería, debe actuar de inmediato. Es aterrador pensar que su hijo podría ser víctima de abuso o negligencia, pero debe actuar de acuerdo con sus sospechas. Debe llevar a su hijo al médico de inmediato si los síntomas parecen estar relacionados con una lesión. También debe visitar la guardería durante horas impares para determinar si hay signos de abuso o negligencia.

Si su hijo se porta mal en situaciones sociales y evita las situaciones sociales, es probable que el abuso o la negligencia en la guardería hayan afectado su desarrollo. Algunas señales de abuso y negligencia pueden ser fáciles de detectar en su hijo. Además, su hijo puede estar asustado, volviendo a los comportamientos de la primera infancia o exhibiendo una serie de otros signos de abuso o negligencia.

Lo que un abogado de lesiones personales puede hacer por usted

Si sospecha que su hijo está siendo descuidado o abusado en la guardería, comuníquese con Joe I. Zaid & Associates. Ofrecemos una consulta gratuita y lucharemos para recuperar la compensación máxima que usted y su hijo merecen.

Las guarderías que no brindan el cuidado que su hijo necesita y se lastiman debido a la negligencia deben rendir cuentas por sus acciones. Así que no dude en ponerse en contacto con nuestros abogados. Estamos aquí para ayudarlo a usted y a su hijo a recibir la justicia que ambos merecen.

Areas de práctica

1621 Buccaneer Ln. Suite 226, Houston, Texas 77058

Correo electrónico: [email protected]
Teléfono: 281-990-5200
Fax: 866-563-9243