• Casa
  • Entradas
  • ¿Puedo ser compensado por un trauma de salud mental después de un accidente automovilístico?

Tabla de contenido

¿Puedo ser compensado por un trauma de salud mental? Sí tu puedes. Puede ser elegible para una compensación si le han diagnosticado trastorno de estrés postraumático (TEPT) o depresión después de un accidente automovilístico. El PTSD es una condición que resulta de un evento traumático, como un accidente automovilístico. No es raro que las víctimas de accidentes experimenten varios problemas de salud mental, incluido el dolor físico y la ansiedad.

Por qué es importante hablar sobre el trauma de la salud mental

Cuando las personas tienen un accidente automovilístico, su salud mental también puede verse afectada. Así como las lesiones físicas requieren tratamiento, también puede resultar en un trauma de salud mental. Estos síntomas pueden afectar el sueño, el trabajo y las relaciones de una persona durante meses. Según Alan Steinberg, director del Programa de Psiquiatría de Trauma de UCLA, las personas pueden experimentar síntomas de PTSD meses después de un accidente automovilístico menor.

El impacto psicológico de un accidente automovilístico es tremendo y puede afectar a toda la familia, incluidos los conductores y los pasajeros. Incluso un simple accidente automovilístico puede tener consecuencias a largo plazo. La Asociación Estadounidense de Psicología considera que los accidentes automovilísticos son la causa principal del trastorno de estrés postraumático (TEPT). Las personas que resultan lesionadas en un accidente automovilístico pueden experimentar depresión o ansiedad. Esta es una afección grave y debe ser abordada por un profesional de la salud.

Si bien las lesiones físicas suelen ser el foco de un accidente, los efectos psicológicos a menudo se pasan por alto. Según la Asociación Estadounidense de Ansiedad y Depresión, un tercio de las víctimas de accidentes desarrollarán problemas de salud mental un año después del evento. Incluso un accidente automovilístico menor puede desencadenar problemas de salud mental que pueden resultar debilitantes. Es fácil que los problemas de salud mental pasen desapercibidos después de un accidente automovilístico porque las personas están ocupadas abordando las lesiones físicas y las facturas médicas. Es posible que no estén al tanto de problemas de salud mental potencialmente graves.

Trauma emocional, una persona, puede experimentar

El trauma emocional puede desarrollarse en una variedad de formas después de un accidente automovilístico. Una persona puede experimentar lesiones físicas y los efectos físicos de un accidente, y el trauma emocional puede causar varias condiciones psicológicas, desde ansiedad y depresión hasta depresión y TEPT. Es posible que estos efectos no sean visibles de inmediato, pero pueden ser duraderos y persistir durante años. Según la gravedad del trauma emocional, una persona puede necesitar más de unas pocas visitas al médico.
Existen numerosos síntomas de trauma emocional, y un abogado puede ayudar a la víctima a lidiar con estos síntomas y maximizar la compensación. Los síntomas del PTSD son comunes entre los sobrevivientes de accidentes y pueden causar depresión y ansiedad severas. Las lesiones físicas se pueden medir en términos de facturas médicas y reparaciones de automóviles. Los daños por trauma mental varían según el estado y la jurisdicción. Los profesionales de la salud mental pueden ser necesarios para determinar el alcance del trauma emocional, y un abogado puede explicar las opciones disponibles para ayudar a la víctima a recuperarse por completo.

Trastorno de estrés postraumático

Los síntomas del trastorno de estrés postraumático (TEPT) después de un accidente automovilístico varían. Pueden incluir:

  • Sentirse más agitado e irritable que antes.
  • Morder a los miembros de la familia
  • Experimentar una tolerancia reducida para las situaciones de trabajo.

Una persona con PTSD también puede experimentar miedo extremo y rápido, lo que dificulta hacer frente a las circunstancias normales. Los síntomas a veces pueden incluso extenderse a la falta de autocontrol.

Para las personas con PTSD, la terapia para el trastorno puede ayudarlas a superar los síntomas de un accidente automovilístico grave. La terapia conductual cognitiva (TCC) puede ayudar a los pacientes a aprender cómo cambiar los patrones de pensamiento negativos, mientras que la terapia de exposición expone a las víctimas a los desencadenantes del TEPT en un entorno controlado. Si bien la negación puede ser tentadora, puede inhibir su capacidad para seguir adelante y sanar. Buscar ayuda de salud mental es esencial si los síntomas persisten durante meses o años después de un accidente.

Algunas personas con experiencia de PTSD flashbacks intermitentes del incidente, mientras que otros han pesadillas recurrentes del accidente También pueden ser muy sensible a los sonidos de otros coches, condiciones meteorológicas similares, o incluso pasando por el lugar del accidente. Este tipo de PTSD es particularmente difícil de tratar y requiere atención profesional extensa. Después de un accidente automovilístico, puede llevar años sanar. Afortunadamente, hay ayuda.

Señales de que sufres de PTSD

Hay muchas señales de advertencia de que puede tener un trastorno de estrés postraumático (TEPT) después de un accidente automovilístico. Aunque es raro que un niño sufra de PTSD, algunas víctimas lo experimentan.

Los síntomas del TEPT incluyen:

  • Flashbacks del accidente
  • Insomnio
  • Cambios de humor
  • pesadillas recurrentes

Los síntomas son únicos para cada individuo y un médico capacitado puede evaluar los patrones de los síntomas y prescribir el tratamiento adecuado.
Los signos de PTSD después de un accidente automovilístico a menudo comienzan muy temprano. Las personas en un accidente automovilístico a menudo experimentan conmoción, incredulidad, ira, dolor, confusión, y miedo. Muchas víctimas informan que reviven el incidente en sus mentes y evitan situaciones que normalmente disfrutarían. Estos síntomas pueden incluso durar semanas después del accidente.

Los síntomas del PTSD pueden hacer que una persona se aleje de sus seres queridos y evite situaciones sociales.
Además de los signos de PTSD, las personas que experimentan eventos violentos o traumáticos tienen más probabilidades de desarrollar el trastorno. El trastorno de estrés postraumático puede provocar complicaciones de salud física y pensamientos suicidas. Por lo tanto, obtener un diagnóstico y tratamiento lo antes posible después de un accidente automovilístico es esencial. Recibir un diagnóstico puede ayudarlo a recibir la compensación que necesita para lidiar con el impacto del incidente en su vida.

Signos de depresión después de un accidente automovilístico

Si recientemente sufrió un accidente automovilístico, es posible que le preocupe desarrollar depresión. Conocer los signos de depresión después de un accidente automovilístico es vital para obtener la atención médica adecuada. En muchos casos, la afección puede incluso poner en peligro la vida. Aquí le mostramos cómo detectar los signos de depresión después de un accidente automovilístico. ¡Con suerte, encontrará alivio pronto!

Inmediatamente después de un accidente automovilístico, es probable que sienta muchas emociones diferentes. Es posible que esté preocupado por sus lesiones o enojado con el otro conductor. Estos sentimientos pueden desaparecer con el paso del tiempo, pero si no lo hacen, pueden ser signos de depresión. Por esta razón, es importante buscar ayuda profesional de inmediato si sospecha que sufre de depresión.

Otro síntoma de la depresión es una pérdida de interés en las cosas que normalmente disfruta. Si ha experimentado esto, es posible que desee encontrar un nuevo interés y ver a un médico. También puede sentir fatiga cronica o dificultad para dormir. La depresión puede ser una condición seria y no debe ser ignorada. Debe buscar atención médica si se siente así después de un accidente automovilístico. La depresión después de un accidente automovilístico también puede provocar síntomas físicos, que incluyen dolores de cabeza persistentes.

Hable con un abogado de lesiones personales

Recuperar una compensación por un trauma de salud mental después de un accidente automovilístico puede ser difícil, especialmente si la víctima sufrió daños emocionales durante el choque. Independientemente del nivel de gravedad, el dolor mental y el trauma pueden persistir durante semanas, meses e incluso años. Para asegurarse de recibir una compensación adecuada por estos daños, debe hablar con un abogado experto en esta área. Su abogado trabajará con médicos y otros profesionales para documentar las lesiones y el estado mental de ambas partes. Estos registros médicos se pueden presentar a la compañía de seguros y al abogado defensor para respaldar sus reclamos.

El trauma de salud mental después de un accidente automovilístico puede afectar la personalidad y el funcionamiento de una persona. La ADAA define el trauma como “eventos profundamente perturbadores y perturbadores que conducen a cambios significativos en la vida de la víctima o en la vida de los demás”. Un accidente automovilístico puede provocar que una persona experimente un trastorno de estrés postraumático (TEPT), pesadillas recurrentes o un estado de ánimo deprimido o ansioso. Asimismo, pueden desarrollarse comportamientos basados en la evitación y disminuir la conducción al trabajo o eventos importantes.

Areas de práctica

1621 Buccaneer Ln. Suite 226, Houston, Texas 77058

Correo electrónico: [email protected]
Teléfono: 281-990-5200
Fax: 866-563-9243